Cracovia

Retomamos nuestro road trip por Polonia con la maravillosa e imprescindible parada en Cracovia, una de las ciudades más bonitas de Europa. Lo mío fue amor a primera vista💙. La Plaza del Mercado es el epicentro del maravilloso Casco Antiguo de Cracovia, uno de los primeros declarados Patrimonio de la Humanidad.

¿Cómo ver Cracovia?

Como siempre os aconsejamos, para nosotros son básicos los Free Tour, en este caso no solo para tener una visión general de la ciudad sino también para conocer historias de a pie. En Cracovia hicimos 3 Free Tour con Free Walking Tours:

Los dos primeros, obviamente básicos, los hicimos con el mismo guía, Paolo. Si tenéis la oportunidad de compartir con él un Tour ¡OS LO RECOMENDAMOS 100%! El mejor guía con el que hemos hecho un tour con diferencia. Por otro lado, si sois como yo unos apasionados de la II Guerra Mundial, en el Free Tour os contarán que ocurrió en Cracovia antes y durante la invasión Nazi (incluye anécdotas muy interesantes).

¿Qué ver en Cracovia?

Cracovia es perfecta para hacer una escapada en algunos de los puentes que disfrutamos en España.

  • Plaza del Mercado

Posiblemente es el lugar más famoso de Cracovia. La Rynek Główny es, además de una de las más bonitas, la plaza medieval más grande de Europa con una extensión de 40.000m2.

En ella encontramos edificios importantes como la Lonja, la Torre del ayuntamiento, la pequeña iglesia de San Adalberto y la Basílica de Santa María, desde la que encontraras las mejores vistas. Curiosidades de esta Basílica: cada hora en punto sale un trompetista a tocar el hejnał mariacki pero la canción se corta de repente ¿Por qué? Además, existe una leyenda sangrienta acerca de la diferencia de altura de ambas torres. Tendréis que viajar a Cracovia para descubrirlo…

  • Colina de Wawel

A orillas del río Vístula encontramos la  Colina de Wawel, centro neurálgico de la vida eclesiástica y política polaca hasta 1609, cuando fue nombrada capital Varsovia. Y por supuesto, punto en el que disfrutareis de una de las mejores vistas de la ciudad. En ella, encontramos el Castillo de Wawel, testigo los capítulos más importantes de la historia de Polonia. Tras la II Guerra Mundial se reconvirtió en Museo Nacional, donde podréis encontrar los tesoros reales, armenia o la cueva del dragón de Wawel (leyenda incluida).

Otro de los iconos que convierten en imprescindible este enclave, es la Catedral de Wawel. Acogía antiguamente la coronación de los reyes y en su interior (y su exterior) podréis admirar sus diferentes panteones.

  • Barrio judío

También conocido como Kazimierz, es una de las zonas con más ambiente de la ciudad y uno de los imprescindibles a la hora de visitar en Cracovia.

Desde 1495 acogía a una gran comunidad judía que fue trasladada al gueto durante la ocupación nazi. Al termino de la guerra muy pocos fueron los judíos que volvieron, lo que conllevo que el barrio permaneciese casi abandonado (y con muy mala fama) prácticamente hasta el rodaje de la película La Lista de Schindler.

Imprescindible ver alguna de las 7 sinagogas que acoge el barrio judío (solo una en funcionamiento), el antiguo cementerio judío, la plaza Nowy (donde comeréis bueno, bonito y barato) y la basílica del Corpus Cristi.

  • Antiguo Guetto

En 1941, con la invasión Nazi durante la II Guerra Mundial en Cracovia fueron trasladados y hacinados alrededor de 15.000 judíos en el barrio de Podgórze, convirtiéndolo en el guetto de Cracovia. Aún es posible ver restos de parte de las murallas que lo aislaban en la calle Lwowsk.

También se puede visitar la famosa Farmacia del Águila y descubrir como, gracias a ella y sobre todo a su propietario, pudieron salvar vidas. Frente a esta farmacia, encontraremos la plaza Bohaterów, donde los nazis elegían a aquellos que trasladaban al Campo de concentración de Auschwitz. Hoy es más conocida como la Plaza de los Héroes del Gueto, donde el habitante y sobreviviente del guetto Roman Polansky homenajeó a las víctimas de este, con el monumento de las sillas.

  • Fábrica de Oskar Schindler

A pesar de formar parte del Gueto judío, esta fabrica merece mención propia. Muchos conoceréis la historia por la famosa película de Steven Spielberg “La Lista de Schindler” (si no la habéis visto ¿a qué estáis esperando?).

Aunque el alemán Oskar Schindler decidiera instalarse en Cracovia por una razón únicamente económica, salvo a más de 1.000 judíos de la muerte. Defendió a sus empleados del nazismo para evitar que fueran conducidos a campos de exterminio.

La fabrica, actualmente convertida en museo, alberga una exposición sobre la historia de Cracovia durante la ocupación alemana.

  • Iglesia de San Pedro y San Pablo

En Cracovia encontrareis una gran cantidad de iglesias, pero la de San Pedro y San Pablo es una de las mas conocidas por su fachada en la que encontramos las esculturas de los 12 apóstoles.

  • Collegium Maius

El Collegium Maius, uno de los imprescindibles del Casco Antiguo. Es el edificio más antiguo de la Universidad Jaguelónica. Fundada en 1364, es la universidad más prestigiosa del y una de las más antiguas del mundo. Entre sus estudiantes destacan Copérnico o Juan Pablo II.

Al patio del s.XV, de estilo gótico, se puede acceder gratuitamente. Y además, en su interior podréis encontrar el museo de la Universidad Jagellónica con instrumentos antiguos para la astronomía.

  • Murallas

Durante el siglo XIII Cracovia estaba rodeada por una gran muralla con cerca de 40 torres, de las cuales solo se conservan dos, la de los Carpinteros y la de los Ebanistas.

La mayor parte de esta fue derribada y sustituida por el parque Planty, que rodea la ciudad vieja.

Sin embargo puedes encontrar restos como la antigua Barbacana, una estructura defensiva de 1498. Cerquita encontrareis un tramo de 200 metros de muralla, donde se exponen pinturas de artistas locales

De las 8 puerta que contaba esta muralla, solo se conserva la puerta de Florían, puerta principal donde empezaba el Camino Real, camino que recorrían los reyes antes de ser coronado y que llevaba hasta el Castillo de Wawel.

  • Campo de concentración de Auschwitz-Birkenau

La obligada visita al campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau, es una de las excursiones que puedes realizar en tu viaje a Cracovia, tan importante que merece una entrada aparte.

¿Dónde comer en Cracovia?

Comer bueno, bonito y barato en Cracovia no es una tarea muy complicada. La cocina polaca representa la unión entre las gastronomías eslava, turca, alemana, húngara, judía, armenia y francesa, algo que queda claro con los ricos y sustanciosos platos que la caracterizan. Vamos con nuestras recomendaciones culinarias:

  • Smakolky es un restaurante relativamente céntrico ya que se encuentra en frente del parque Planty.  Tienen una carta amplia de riquísimos pierogis y un precio inmejorable.
  • Si una noche queréis comeros una buena hamburguesa, la encontrareis en M22 Beef&Chips. Gran variedad de hamburguesas en plena Ciudad Vieja de Cracovia y ¡calidad-precio muy muy recomendable! Cuentan con descuentos para universitarios 😉
  • Para degustar la gastronomía polaca más allá de los pierogi os recomendamos U Babci Maliny, una taberna muy pintoresca conocidas en Cracovia como «bares de leche», que tiene restaurante en la planta baja y en la planta superior una zona para comidas más «informales».
  • No os podeis ir de Cracovia sin probar un pretzel de uno de sus puestos callejeros, son ummmm…
  • Si quereis probar una maravillosa Zapiekanka lo teneis que hacer en la Plaza Nowy. ¿Qué es un Zapiekanka? Una baguette relleno con champiñones, vegetales y queso, como una especie de panini.
  • Y para terminar, no podía faltar nuestra recomendación heladera. Ya sabéis que somos fans indiscutibles de este maravilloso postre y sin duda (perdonadnos amigos italianos) los mejores Lody (helado en polaco) que hemos probado han sido en Good Lood, si si aquí en Cracovia. ¿Por qué? Son totalmente naturales y tienen un sabor IMPRESIONANTE. Nuestro favorito el de śmietanka (una especie de crema de leche) y truskawka (fresa). Podréis encontrar varios pero nosotros al que fuimos 5 o 6 veces en 3 días fue al de la plaza Nowy. Siempre tienen bastante fila, pero merece ABSOLUTAMENTE la pena.

Si estáis pensando en viajar a Cracovia coged el primer vuelo que podáis porque no os va a decepcionar, nosotros volvimos totalmente enamorados de esta maravillosa ciudad europea ¡Id y contadnos vuestra experiencia!

¿Quieres un descuento en Booking para vuestra próxima estancia? Te dejamos nuestro código aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.