Lisboa

Lisboa está repleta de lugares que descubrir, perfectos para una escapada de fin de semana o puente corto. Es también conocida como la ciudad de las siete colinas, del fado o de los pasteles de Bélem. Nosotros tenemos pendiente volver porque nos supo a poco y nos quedaron muchas cosas por ver.

Los barrios imprescindibles de Lisboa

  • La Baixa

El centro histórico de la ciudad, la parte llana situada entre las colinas, desde la Plaza de Don Pedro IV hasta la orilla del río Tajo. El corazón de la Baixa es la Rua Augusta que recorre el barrio y desemboca a la Plaza del Comercio.

  • Alfama

Limitado por el Castillo de San Jorge y la orilla del río Tajo, es el barrio más antiguo y es conocido por  sus empinadas calles y por su balcones con ropa tendida que le dan esa esencia que tiene Lisboa.

  • Chiado

Chiado es el barrio señorial de Lisboa, que tras sufrir un incendio en 1988 fue reconstruido dandole un toque más comercial, aunque sigue considerandose el barrio intelectual por excelencia.

  • El Barrio Alto

El Largo de Camoes es el encargado de separar Chiado y de El Barrio Alto, sus callejuelas son las más famosas de la vida nocturna de Lisboa, ¡ojo que no de discotecas!

  • Belém

Aunque se encuentra algo alejado del centro, el Barrio de Belém esta muy bien comunicado y es uno de los barrios más históricos de Lisboa. Desde su costa partieron los exploradores que conquistaron gran parte del mundo. En sus calles se encuentran algunos de los museos más interesantes

¿Qué ver en Lisboa?

 

  • Plaza de los Restauradores

La Plaza de los Restauradores con un obelisco que homenajea la liberación de Portugal tras 60 años de dominación española en el siglo XVII. En ella destaca el antiguo Teatro Edén, hoy convertido en hotel, fácil de reconocer por sus palmeras y su estilo art deco.

  • Avenida de Liberdade

Esta avenida, que fue construida siguiendo el estilo de los Campos Elíseos de París, estaba rodeada por muros y en ella solo podían pasear los miembros de la alta sociedad. ¿Ironía no? En 1821, estos muros fueron derruidos y la avenida quedó de libre acceso.

¡Una curiosidad más! En ella encontrareis un monumento a las víctimas de la Primera Guerra Mundial.

  • Plaza Marques de Pombal

Al final de la Avenida de Liberdade encontrareis esta plaza que marca el centro moderno de la ciudad. En el centro de la plaza se erige una estatua del gobernador de Lisboa entre 1750 y 1777, el Marques de Pombal que da nombre a la plaza.

  • Elevador de Santa Justa

Entre el barrio de Baixa y Chiado encontramos el Elevador de Santa Justa, desde el que disfrutareis de una de las mejores vistas de Lisboa.

Inaugurado en 1902 se construyo para comunicar los dos barrios, alternativa a las empinadas calles.

Para disfrutar de las vistas del Elevador de Santa Justa encontramos varias opciones:

  1. Subir en el elevador, adquiriendo el ticket que cuestas algo más de 5€ e incluye dos viajes y acceso al mirador.
  2. Acceder solo al mirador es gratuito, podéis hacerlo por el lateral derecho del Convento do Carmo.
  3. Si quieres acceder a la terraza del elevador lo podéis hacer por solo 1,50€.
  • Convento del Carmo

Construido entre 1381 y 1423 para la Orden de las Carmelitas era la iglesia gótica más grande, que quedo en ruina tras el terremoto de 1755. Se encuentra en el Barrio Alto y tiene unas de las mejores vistas del centro de la ciudad.

  • Plaza de Figueira

En el barrio de Baixa y rodeada por pintorescas casas abohardilladas. La plaza esta ubicada donde se encontraba el antiguo Hospital Real de Todos los Santos que quedo muy dañado tras el terremoto que azotó la ciudad en 1755 y que finalmente fue derruido para instalar el mercado de Figueira.

En 1947 se decide acabar con el mercado y dejar sólo el espacio que hoy conocemos como la Plaza de Figueira.

  • Arco del triunfo de la Rua da Augusta

El Arco del Triunfo abre la Rua Augusta a la famosa Plaza del Comercio. Fue construido tras el terremoto de 1755 como símbolo de la nueva etapa con la reconstrucción de la ciudad. También es un mirador ¡así que aprovecha, sube y disfruta de las vistas!

  • Plaza del Comercio

Construida tras el terremoto de 1755 donde se encontraba el Palacio Real, la Plaza del Comercio es la plaza más importantes de Lisboa. Y, además, esta abierta al Tajo por uno de sus lados.

  • Monumento a los Descubrimientos

Construido en 1960 en honor a Enrique el Navegante, 500 años después de su muerte. En sus 52 metros de altura y mirando al Tajo podréis encontrar 33 personajes de la Edad de Oro de Portugal, la Era de los Descubrimientos.

  • Monasterio de los Jerónimos

Este monasterio, Patrimonio de la Humanidad, es una de las visitas imprescindibles de Lisboa. Ejemplo de arquitectura manuelina, conmemora el regreso de Vasco de Gama de la India. Ubicado sobre los restos de una antigua ermita donde, según cuentan, Vasco de Gama rezó antes de partir a la India.

  • Torre de Belém

Esta antigua construcción militar fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1983. Su belleza reside en la decoración exterior gracias a las diferentes formas de la piedra esculpida.

  • Puente 25 de abril

Este gran puente colgante cuenta con dos alturas y fue inaugurada en 1966, tras casi 4 años de obras, y bajo el nombre de Puente Salazar. Tras la Revolución de los Claveles, se le cambió el nombre al 25 de Abril.

Como curiosidad, este puente posiblemente te recuerde al Golden Gate de San Francisco, fue fabricado por la misma empresa.

  • Estatua del Cristo Redentor

Esta estatua, que se encuentra en Almada (en frente de Lisboa) cuenta con 28 metros de altura. El Cristo Rey, que nos recibe con los brazos abiertos, se construyó en 1959 en memoria de la no participación del país en la Segunda Guerra Mundial.

Además, desde sus pies podréis disfrutar de una de las mejores vistas del Puente del 25 de Abril.

  • Catedral de Sé

La Catedral de Lisboa conocida como la Sé se construyó en el siglo XII, pero hasta el siglo XIV era conocida como la Iglesia de Santa María la Mayor. El interior de está es un conjunto de estilos y en ella destacan su claustro y su tesoro.

  • Castillo de San Jorge

En lo más alto de Lisboa encontramos el Castillo de San Jorge, uno de los imprescindibles de Lisboa. Al castillo se accede por el Arco de San Jorge y en su interior podréis recorrer sus patios, calabozos y sus 11 torres.

  • Puente de Vasco de Gama

Este puente, construido para la Expo de 1998, es considerado el puente más largo de Europa y es uno de los emblemas de Lisboa. Sus casi 17km unen Lisboa con Setúbal y recibió el nombre en honor al explorador portugués, Vasco de Gama.

  • Sintra

Esta ciudad Patrimonio de la Humanidad es conocida por sus palacios de cuento y es una de las mejores excursiones que hacer desde Lisboa. Descúbrela en detalle aquí.

Otras cosas que ver en Lisboa:

  • Estatua Fernando Pessoa
  • Campo de Santa Clara
  • Mirador das portas do sol
  • Plaza Rossio y el Teatro Nacional.
  • Casa dos Bicos
  • Parque de las Naciones

¿Dónde comer en Lisboa?

En Lisboa, como en todo Portugal, se come de maravilla ¡bueno, bonito y barato! Así que aunque no pasareis hambre, os recomendamos alguno de los que nosotros visitamos:

  • Casa da india

Todo estaba verdaderamente bueno, aun recordamos las sardinas que cenamos ummm. ¡Muy, muy recomendable! ¿Y el precio? Inmejorable.

  • Mercado de Fusão

En la Plaza de Martim Moniz encontrareis unos puestos de comida portuguesa e internacional. Si vais un grupo de amigos, como fue en nuestro caso, es perfecto para que cada uno pueda elegir lo que le apetece y cenar todos juntos en las mesas comunes.

Además, en esta plaza se organizan diferentes actividades, casi de forma diaria, como conciertos de jazz, cine al aire libre, talleres o exposiciones.

  • O Peralta

El día que fuimos a ver el Cristo Redentor, nos costó un poco elegir donde comer. Al final nos decidimos por este restaurante. La comida no estaba mal y el precio tampoco peeero el sitio era un autentico caos ¡a Alberto Chicote le daría un infarto!

  • Pasteles de Belém

No podéis visitar Lisboa y no probar su dulce más típico y famoso. Esta pastelería se ha convertido en todo una insignia de la ciudad y ella podréis disfrutar de los auténticos pasteis de belém. Posiblemente os encontréis fila pero merece la pena y saborear esos pequeños trocitos de cielo.

  • Gelato Davvero

Por ultimo, pero no menos importante una buena dosis de Gelato. Oh si como iba a faltar… no podíamos no recomendar una heladería en Lisboa, no seriamos nosotros.

Esta heladería artesanal es la mejor de las que probamos en Lisboa. Buena variedad de sabores y deliciosos. Si os pasa como a nosotros, podéis quedaros embobados viendo como los hacen allí mismo.

¿Dónde dormir en Lisboa?

Aunque no solemos ir a apartamentos al ir en grupo de amigos, esta opción era la mejor. ¡Y como acertamos! Nos alojamos en un bonito apartamento llamado Arco da Graça que encontramos por Airbnb. Si vais a viajar a Lisboa no dejéis de echarle un ojo porque el sitio es ¡precioso!

Un comentario en “Lisboa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.