Que ver en Pau

La primera parada de nuestra ruta por el sur de Francia en coche fue Pau, capital de los Pirineos franceses, ciudad pequeña pero con mucho encanto. Si has llegado hasta aquí es que estas interesado en saber que ver en Pau y si merece la pena ¡Toma nota que empezamos!

Pau es una ciudad perfecta para ver en un día, esta muy cerca de España, por lo que llegar hasta ella no es ni complicado ni costoso y, ademas, cuenta con sus principales puntos de interés muy cerca entre sí, por lo que ver Pau no te llevará mucho tiempo.

Estos son los lugares que te recomendamos que ver en Pau pero, además, te recomendamos perderte por el casco antiguo de la ciudad.

Qué ver en Pau

Funicular de Pau

El funicular une desde 1908 la Estación de Pau con el Boulevard des Pyrenées con una frecuencia de 3-5 minutos. El trayecto es corto pero evita un desnivel considerable.

Su horario es de lunes a sábado: de 6:45 a 21:40 y el domingo de 13:30 a 20:50.

Al llegar a la parte alta nos encontraremos con la Plaza Real, una de las más bonitas de la ciudad. Al final de esta y presidiéndola, se ubica el Ayuntamiento.

 

Boulevard des Pyrenées

Una vez arriba al salir del Funicular te vas a encontrar con el Boulevard des Pyrenées, un paseo paralelo al casco antiguo con un espectacular balcón con vistas privilegiadas a los Pirineos. Es uno de los imprescindibles que ver en Pau.

 

Église de Saint Martin

La Iglesia de San Martín fue construida en el siglo XIX, de estilo neogótico con cierta influencia bizantina consta de tres naves, crucero, coro y ábside. Cabe destacar su torre de 77 metros y sus preciosas vidrieras.

En la parte trasera de este monumento histórico que lleva el nombre del patrón de la ciudad, encontramos un imponente monumento a los fallecidos en la Primera Guerra Mundial.

 

Castillo de Pau

Es el monumento más emblemático de Pau, fundado en la edad media ha ido evolucionado desde sus inicios como fortaleza hasta hoy que es Museo Nacional dedicado a Enrique IV.

De sus tiempos como fortaleza se conservan la torre Mazères (con muros de más de un metro de espesor) y la torre Montauser.

Durante el siglo XV la fortaleza se convierte en residencia real y Enrique de Albret y María de Angulema cambia su aspecto militar y lo transforman en un palacio real renacentista. En él nace el primer rey Borbón de Francia, Enrique IV. Conocido como Buen Rey, es considerado uno de los mejores reyes de Francia ya que siempre buscó mejorar las condiciones de su pueblo.

Otro de los atractivos del castillo son sus jardines, te recomendamos dar un paseo por ellos, además es gratuito. Uno de los mejores planes que hacer y ver en Pau.

Horarios
Del 23 de septiembre al 14 de junio: de 9:30 a 11:45 y de 2 a 5
Del 15 de junio al 22 de septiembre: de 9:30 a 5:45

 

Parlamento de Navarra

Justo al lado del Castillo de Pau se encuentra lo que un día fue el Parlamento de Navarra, fundado en 1620 por Luis XIII en el antiguo tribunal de justicia.

Tras la anexión del Bearne y la Baja Navarra al reino de Francia se establecieron los Estados Generales de Navarra en Pau y se mantuvieron hasta 1789, con el inicio de la Revolución Francesa.

Iglesia de Saint Jacques

En la plaza de la liberación encontramos la Iglesia de Saint Jacques, construida en 1861 sobre la capilla del convento de Les Cordeliers, está dedicada al Apóstol Santiago. Es de estilo neogótico y cuenta con tres naves, crucero y coro, además destacan sus 54 vitrinas.

 

Place Clemenceau

La Rue Maréchal Joffre es una de las calles más comerciales de la ciudad y nos conduce hasta la Place Clemenceau.  Originalmente, en la plaza se ubicaban la capilla Notre Dame des Morts, un cementerio, la iglesia y el convento de Notre-Dame. A día de alberga las Galerías Lafayette, y el centro comercial Palais des Pyrénées.

Ancien Lavoir

A las afueras de la ciudad se encuentra un antiguo lavadero desde el que se pueden disfrutar de unas de las mejores vistas de la ciudad. A nosotros nos pilló una tromba de agua y no pudimos ir a verlo. Pero por las fotos que hemos visto, si puedes merece la pena visitarlo.

 

 

¿Dónde aparcar en Pau?

Donde nosotros aparcamos gratis, y donde te recomendamos, es en la avenida Jean Biray, junto al funicular. La zona es amplia pero si lo encuentras lleno y no te quieres complicar también hay un parking de pago en la misma calle.

¿Dónde comer en Pau?

Ya sabéis que nosotros miramos y requetemiramos dónde ir a comer. No suele ser una decisión que tomemos a la ligera y entremos en el primero que veamos. En general, esta tarea recae sobre Pablo y creedme qué es de buen comer.

En este caso, elegimos Bistrot des Halles, un restaurante pequeño pero acogedor con comida casera francesa bien de precio y la verdad que muy buena y abundante. Eso sí, solo tienen carta en francés, no hablan castellano, solo chapurrean un poco el inglés pero al final consigues hacerte entender.

Muy cerca encontramos la pastelería Boulangerie Gamet, si eres laminero (como se dice en Aragón a aquellas personas que les gusta el dulce) es tu sitio ideal para probar la repostería francesa en general, y los croissants en particular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.