Qué ver en Viena

Si estas buscando que ver en Viena en 2 o 3 días ¡Bienvenido, has llegado al lugar correcto! Dentro de nuestro EuroTrip hemos recorrido 4 países y 5 ciudades: Múnich, Salzburgo, Viena, Bratislava y Budapest. Pronto tendréis los posts de cada uno de ellos, pero hoy vamos con los imprescindibles que ver en Viena.

Viena no es solo la capital de Austria, sino que también es la capital la capital imperial de la música clásica y una de las ciudades más bonitas de Europa (aunque no mi favorita he de ser sincera). Hay tantas cosas que hacer y ver en Viena que casi es imposible saber por dónde empezar ¡pero vamos con ello!

¿Qué es la Vienna Pass o Vienna Flexi Pass?

Si vas a estar unos días en Viena y eres de entrar en muchos museos y palacios es posible que una de estas tarjetas te ayude a ahorrarte un dinerillo.

  • Vienna Pass: permite el acceso a más de 60 atracciones turísticas. Entre ellos la entrada completa al Palacio Schönbrunn, Palacio Hofburg o Palacio Belvedere, Escuela Española de Equitación o la Noria Gigante del Prater. Puedes coger la de 1, 2, 3 o 6 días naturales (por lo que cojas la que cojas úsala desde el primero momento de la mañana para poder sacarle partido). Puedes consultar el precio y comprarla Vienna Pass en Civitatis.
  • Vienna Flexi Pass: es muy parecida a la Vienna Pass, pero en vez de elegir por número de días esta tarjeta va en función de las atracciones turísticas que quieres ver en Viena. Te dará acceso a 2, 3, 4 o 5 atracciones, las que tú quieras de las más de 30 que tienen. Puedes consultar el precio y comprarla Vienna Flexi Pass en Civitatis.

 

Free Tours en Viena

Los Free Tour en Viena no salen de debajo de las piedras como en otras ciudades. Nosotros nos dimos cuenta cuando nos costó encontrar uno en español. Te preguntarás ¿por qué? Pues bien, resulta que ser guía turística no es sencillo ni está abierto a cualquiera. Para ser guía autorizado tienes que hacer un curso de dos años y aprobar un examen de alemán. ¿Qué implica esto? Que la oferta es menos, pero aseguran la calidad.

Nosotros finalmente lo hicimos con Free Tour Vienna y lo recomendaría 100%. Sin embargo, os tengo que avisar que tras la pandemia en esta empresa han dejado de dar servicio de Free Tours como tal. Aunque los sigue llamando Free Tours tienen un coste mínimo de 10 euros por persona y tour y te dan la opción de pagar un extra tras el servicio, lo que viene siendo una propina.

¡Cuidado! No estoy diciendo que me parezca mal ni que no lo valga (porque valer, vale eso y más), los aforos se han reducido y el modelo Free Tour ya no les es rentable, perfecto. Pero en ese caso ya no es un Free Tour y no deberían seguir llamándolo así.

Otras empresas qué ofertan Free Tours, que para nosotros es una de las mejores formas de ver Viena, son la conocidísima Civitatis y con la que nosotros hemos reservado Free Tours en otras ciudades (por ejemplo, Budapest) Guru Walk.

Qué ver en Viena

Biblioteca Nacional

La Biblioteca Nacional es una de las más bonitas. Es entrar y ¡guau! Los más de 8 millones de ejemplares entre los que destacan libros, papiros y mapas herencia de la Casa Habsburgo te dejaran con la boca abierta. Su sala conocida como la Sala Imperial es IMPRESIONANTE, rodeada de esculturas de mármol, frescos y globos terráqueos.

Esta biblioteca de estilo barroco construida en el siglo XVIII por mandato de Carlos IV como biblioteca de la corte es uno de los sitios que tienes que ver en Viena ¡si o si!

⏰ Todos los días de 10:00 a 18:00 salvo los jueves que cierran a las 21:00. Los lunes de octubre a mayo la biblioteca permanece cerrada.

🎟️ La entrada cuesta 8€ (6€ para estudiantes). Gratis si tienes la Vienna Pass

 

Judenplatz Holocaust Memorial

La Judenplatz es la plaza del antiguo barrio judío de Viena. En ella encontrareis el Memorial del Holocausto también conocido como la Biblioteca sin Nombre. Este monumento conmemora los más de 65.000 judíos que fueron asesinados por el nazismo en Austria, representados en libros que están dados la vuelta por lo que no puede verse ni el nombre ni el contenido de estos. ¡Es un imprescindible dentro de todo lo que puedes ver en Viena!

Heldenplatz

Otra de las plazas que tienes que visitar y ver en Viena es la plaza de los Héroes o Heldenplatz. Esta plaza ha sido protagonista de varios acontecimientos históricos el más destacado fue cuando en 1938 Hitler proclamo la anexión de Austria al Tercer Reich.

La Heldenplatz forma parte del Palacio Hofburg construido por mandato del Emperador Francisco Jose. Dos estatuas ecuestres coronan la plaza representando a dos grandes militares, príncipe Eugenio de Saboya y al archiduque Carlos de Austria.

Aunque se desmantelaron los muros que lo rodeaban se conservó la puerta del lado sur como un homenaje albergando una tumba del soldado desconocido.

 

Opera de Viena

Uno de los emblemas de la ciudad y por lo tanto uno de los imprescindibles que ver en Viena. La Opera de Viena fue construida en 1869 y por lo visto no gustó a muchos y tal fue la magnitud de las críticas que el arquitecto se acabó suicidando.

Durante la II Guerra Mundial la Opera sufrió daños y tuvo que ser reconstruida, permitiendo hacer algunos cambios sobre todo en el interior. La fachada y el vestíbulo sí que fueron reconstruidos respetando el original.

La Opera de Viena sigue siendo un referente cultural ¿quién no sueña con disfrutar de un ballet en su interior? ¡Yo sí! Y nos quedamos con las ganas porque en agosto permanece cerrada…suerte la mía que ya tenemos una excusa para volver. Otra opción para visitarla por dentro es mediante visitas guiadas, como por ejemplo esta.

En abril, mayo, junio, septiembre y diciembre en la plaza de la Ópera se retransmiten las actuaciones en unas pantallas de forma gratuita.

 

Volksgarten

Volksgarten en español podríamos traducirlo como “jardín del pueblo”. Este parque de estilo francés fue inaugurado en 1823 y en el centro encuentra el Templo de Teseo, una réplica reducida del Theseion de Atenas (trasladado al Museo de Historia del Arte en 1890).

Aunque inicialmente era un jardín de los archiduques se abrió al público y hoy es uno de los parques más concurridos y frecuentados por los vieneses y se ha convertido en uno de los imprescindibles que ver en Viena.

 

Hoher Markt

La Hoher Markt es considerada la plaza más antigua de la ciudad y está ubicada donde se encontraba el Antiguo Foro romano.

En el centro de esta plaza esta la Fuente de los Desposorios, construida en el año 1729 por orden del emperador Leopold I con el fin de celebrar el regreso de su hijo, y representa una supuesta boda entre José y María.

El reloj Anker

El reloj Anker es un reloj astronómico que, aunque no tiene tanto renombre o importancia como el de Praga es uno de los imprescindibles que ver en Viena. Este se encuentra en la Plaza de Hoher Markt, la más antigua de la ciudad.

Fue construido en 1914 como decoración de un puente que unía 2 edificios de la compañía Anker Insurance Company, de ahí el nombre.

A las 12 del mediodía las 12 figuras del reloj desfilan al son de la música clásica vienesa.

 

Graben y Kohlmarkt

Graben y Kohlmarkt son dos de las calles comerciales del centro de Viena más importante, si no son las que más. Si quieres irte de compras ya sabes por donde te tienes que dejar caer ¿Qué no te interesa una tarde de shopping en Viena? Da igual, te aseguro que vas a pasearte por ellas porque son dos arterias principales de la ciudad.

Supongo que te sonarán los nombres de Mozart o Chopin ¿no? (espero que no estes pensando ¿quién?) pues ambos vivieron en la calle Kohlmarkt.

Columna de la peste de Viena

Uno de los atractivos de la calle Graben es la columna de la peste. Esta columna de estilo barroca se mandó construir por el emperador Leopoldo I tras una serie de epidemias de peste que sufrió Viena.

Fue inaugurada en 1693 y en ella podréis ver distintos grupos de relieves que simbolizan que la fe triunfa sobre la peste.

Columna de la peste - Que ver en Viena

Ayuntamiento de Viena

El Ayuntamiento de Viena es un espectacular edificio neogótico muy del estilo al Ayuntamiento de Bruselas. Una de las curiosidades que tiene es que el emperador Franz Joseph cuando encargo su construcción pidió que la torre no superase la altura de la iglesia Votiva. El arquitecto, Fiedrich von Schmidt, lo respetó y construyó la torre de 97,9 metros, pero la culmino con el conocido Rathausmann. El hombre del Castillo (de 5,4 metros) se ha convertido en un símbolo de Viena.

🎟️ La visita es totalmente gratuita

 

Stadtpark

El Stadtpark se abrió al público en 1862 y hoy es el parque más famoso que ver en Viena. Entre sus 65.000m2 al más puro estilo inglés encontramos una amplia variedad de plantas y flores y una gran colección de estatuas y monumentos. La más famosa de ellas es la de Johan Strauss, aunque encontrarás estatuas y bustos de otros compositores como Franz Schubert y Anton Brückner.

Naschmarkt

Donde hoy encontramos el mercado Naschmarkt durante el siglo XVI ya había un mercado callejero de leche. Hoy en él puedes comprar prácticamente de todo. Y no solo eso, también dispone de una zona de restaurantes donde comer y cenar.

¡Super recomendable!

Naschmarkt - Que ver en Viena

Mahnmal Gegen Krieg und Faschismus

Mahnmal Gegen Krieg und Faschismus es un monumento contra la guerra y el fascismo dedicado a todas las víctimas de esta época tan oscura.

Su localización no es casual, en este punto estaba el Philipphof, un edificio residencial que desapareció tras una bomba en marzo de 1945. En su sótano se habían resguardado cientos de ciudadanos de los que solo se pudieron recuperar 180 y es que muchos otros no pudieron ser desenterrados.

 

Burggarten

El Burggarten es un jardín muy próximo al Palacio de Hofburg. Originalmente en este espacio se encontraba la antigua muralla que quedo abandonada y medio derruida tras la salida de Napoleón de la ciudad. Fue el jardín privado de los Habsburgo hasta la caída de su Imperio.

En este espacio encontraras un monumento a Mozart de 1896 junto a una clave de sol dibujada con flores, una estatua del emperador Francisco I y una copia de la de Francisco José I. Así como la Casa de las Palmeras de estilo Art Nouveau y que hoy es un restaurante y la Casa de las mariposas donde se ha creado un ambiente ideal para que vivan cientos de mariposas exóticas.

 

Secesion de Viena

La Secesión vienesa fue un movimiento que formó parte del denominado modernismo. Fundada en 1897 por artistas que pertenecían a la escuela Künstlerhaus. El edificio de exposiciones conocido como la Secesión llama la atención por su impresionante cúpula de bronce dorado sobre el blanco que la hace más llamativa.

Edificio de la secesion - Imprescindibles de Viena

Ringstraße

La Ringstraße es la calle con más monumentos que ver en Viena: el Museo de Historia del Arte, de Historia Natural, el Parlamento, la Bolsa, la Universidad, el Ayuntamiento y el Burgtheater. Es una avenida circular de más de 5 kilómetros que rodean todo el centro histórico por el mismo recorrido que las antiguas murallas.

Si te da algo de pereza recorrerla a pie puedes hacerlo con el Ring Tram, el único tranvía que recorre por completo esta avenida. El trayecto es de uno 25-30 minutos de 10.00 a 17.30.

 

Parlamento

El Parlamento fue construido en el siglo XIX como parte de la renovación de la Ringstraße. De estilo neoclásico se empezó a construir en 1874 y no se terminó hasta 10 años después. Su objetivo era que estéticamente recordara a la antigua Grecia, por ser origen de la democracia.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el Parlamento se vio afectado por los bombarderos llegando a quedar parcialmente destruido, pero fue reconstruido siguiendo la arquitectura original salvo la sala del Consejo Nacional, a la que se le dio un aspecto más moderno y funcional.

Donnerbrunnen

Es la fuente que se encuentra en el centro del Neu Markt, representa la providencia rodeada por 4 figuras simulando los ríos del Archiducado de Austria.

Kaisergruft

¿Kai qué? Kaisergruft ¡la cripta imperial! o también conocida como la Cripta de los Capuchinos. Desde 1633 guardan sepultura para los emperadores de la Casa Habsburgo y sus descendientes. Entre los 142 sarcófagos están incluidos 12 emperadores y 18 emperatrices, entre ellos María Teresa, Francisco José I, Sisi o el príncipe Rodolfo.

Hundertwasserhaus

Este conjunto de edificios de colores, formas originales e irregulares, suelos que suben y bajan y árboles que salen de habitaciones es uno de los puntos más visitados en Viena. La Casa Hundertwasser construida en 1985 consta de 53 viviendas, 4 oficinas, 19 terrazas y 250 árboles y arbustos.

Para mí, tienen más fama de la que merecen, aunque oye una visitica si te da tiempo no estará de más.

 

Prater

Prater es otro de los parques públicos de Viena, y en él destaca el parque de atracciones Wurstelprater, aunque es más conocido como Prater. Es uno de los más antiguos del mundo (inaugurado en 1895) y su acceso es gratuito, solamente tienes que pagar por las atracciones en las que te quieras subir.

Su Noria de madera es todo un símbolo en Viena por ser la original y desde ella podrás disfrutar de unas bonitas vistas del parque y de la ciudad desde 60 metros de altura.

⏰ Puedes visitarlo todos los días de 10:00 a 24:00.

 

Iglesias imprescindibles que tienes que ver en Viena

Catedral de San Esteban

La Catedral de San Esteban es uno de los símbolos de Viena y cuando la veáis entenderéis por qué. Su mezcla de estilos gótico y barroco la convierte en una Catedral única. En ella se celebró la boda y el funeral Mozart.

Su exterior es lo que más llama la atención y aunque su interior es algo oscuro, no debes perderte:

  • Imagen de Cristo crucificado: según cuenta la leyenda, tiene una barba de pelo humano que sigue creciendo.
  • Catacumbas: guardan los restos de más de 10.000 ciudadanos.
  • Campana Pummerin cuelga de la torre norte y se fundió con cañones de las tropas turcas en 1683. Durante un incendio en 1945 quedó destrozada pero los restos se volvieron a fundir obteniendo la campana que vemos hoy.
  • Púlpito de Pilgram: un púlpito gótico.

Se construyó en 1147 sobre los restos de dos antiguas iglesias. Inicialmente la catedral se proyectó con dos torres, sin embargo, cuando se terminó la primera no quedo espacio para la segunda ¡imagínate el tamaño! 137 metros de altura. Puedes acceder a ella, pero tendrás que subir 343 escalones hasta el mirador.

⏰ La Catedral puede ser visitada de lunes a sábado de 9:00 a 11:30h y de 13:00 a 16:30h. Los domingos y festivos solo estará abierta en horario de tarde de 13:00 a 16:30h.

🎟️ El acceso a la nave izquierda de la Catedral es gratuito, aunque para hacerlo a la nave centrar hay que pagar.

 

Iglesia de los Agustinos

Junto al Palacio de Hofburg la iglesia de los Agustinos (que formaba parte del convento) fue la iglesia parroquial de la Corte.
Lugar donde se celebraban las bodas de la casa de los Habsburgo como la de María Teresa con Francisco Esteban von Lothringen, Francisco José I con Sisí o la de Napoleón con María Luisa. Fue construida entre 1330 y 1339 en estilo gótico y no fue hasta 1852 que se le añadió la torre neogótica. En su interior se encuentra la tumba de María Cristina, la hija de la emperatriz María Teresa.

 

Iglesia de San Carlos Borromeo

La Iglesia de San Carlos Borromeo es la iglesia de Viena que más nos gustó. ¡Es enorme y preciosa! San Carlos Borromeo es el patrón de la lucha contra la peste, de ahí que Carlos VI prometiera que cuando esta acabará construiría un templo dedicado a este.

En su fachada principal destacan dos columnas decoradas con escenas de la vida del Santo y en su interior unos preciosos frescos.

⏰ La iglesia puede ser visitada de lunes a sábado de 9 a 18h y los domingos y festivos de 12 a 19h.

🎟️ La entrada general tiene un coste de 8€

 

Iglesia Ortodoxa Griega de la Santísima Trinidad

A finales del s.XVIII el emperador José II empezó a permitir la construcción de templos no católicos, pero con la condición de que tenía que tener fachadas simples para que desde fuera no pareciesen iglesias. Así se construyó la Iglesia Ortodoxa Griega de la Santísima Trinidad, aunque una vez finalizada esta norma en el siglo XIX se rediseñó la fachada y modernizo su interior.

 

Iglesia de San Francisco de Asís

También conocida como la Iglesia del Jubileo del Emperador o la Iglesia de México, es una iglesia de estilo barroco construida entre 1898 y 1910.
La Elisabethkapelle o Capilla de Isabel se encuentra junto al coro de la Iglesia y conmemora a Sisi Emperatriz. Esta fue financiada con donaciones de la Cruz Roja ya que fue la primera protectora de esta. Como la donación fue importante la capilla se decoró con mosaicos de oro y no con frescos, y las paredes se cubrieron de mármol.

Iglesia de San Miguel

Justo en frente del palacio del Hofburg se encuentra la Michaelerkirche. Fundada en 1219 es de estilo románico tardío, aunque fue reformada posteriormente con un estilo gótico. Inicialmente no contaba con el campanario que fue añadido en el siglo XVI.

Su fachada fue reformada en 1792 con un estilo neoclásico y no se ha tocado desde entonces.

Iglesia Católica de San Pedro

La iglesia de San Pedro se encuentra muy cerca de la catedral y está inspirada en la Basílica de San Pedro de Roma. La iglesia original era de estilo románico. Aunque fue arrasada por varios incendios y en 1733 se reformó en la iglesia barroca que hoy vemos.

El interior de esta es uno de los más recargados y ostentosos con estatuas y detalles dorados.

⏰ Se puede visitas de lunes a viernes de 7 a 20h y fines de semana y festivos de 9 a 21h

🎟️ Acceso gratuito

 

Iglesia de San Pedro de Viena

Iglesia Votiva del Divino Salvador

Conocida como la Iglesia Votiva, es una de las más impresionantes de la ciudad. Construida en 1879 por orden de Maximiliano de Habsburgo es de estilo neogótico muy inspirada en la catedral de Colonia.

Una vez más su localización tiene su porque, y es que el emperador Francisco José fue sufrió un intentó asesinato. Tras esto se hizo una colecta para construir una iglesia en el sitio donde ocurrió.

Una de sus principales características son sus dos torres gemelas de 99 metros de altura en forma de aguja. En su interior destaca una vela de 4 metros de altura, llamada Vela Bárbara y se dice que si algún día se encendiera tardaría hasta 100 años en apagarse.

 

Iglesia Ortodoxa Rusa

La iglesia de San Nicolás fue construida sobre un terreno cedido por la embajada rusa en 1893. Durante la Segunda Guerra Mundial sufrió muchos daños y tuvo que ser restaura. Curiosamente esta zona de Viena quedó controlada por los soviéticos y gracias a ello esta fue abierta al público al poco tiempo incluso mientras se realizaban los trabajos de restauración. No es lo típico que ver en Viena, pero a nosotros nos gustó especialmente.

 

Palacios imprescindibles de Viena

Palacio de Schönbrunn

Es el Palacio más famoso de Viena, antigua residencia de verano de Sisi Emperatriz construida en el siglo XVII. El Palacio de Schönbrunn fue así residencia de los Hamburgo hasta la caída de la monarquía austriaca en 1918. Merece la pena que le dediques una mañana entera a disfrutar y perderte por el palacio.

El Palacio de Schönbrunn se encuentra a 8 kilómetros del centro de Viena, pero puedes llegar utilizando el transporte público:

🚇 Puedes coger la línea de metro U4.
🚃 Para ir en tranvía puedes hacerlo con la línea 10 o 58.
🚍Si prefieres ir en autobús debes coger la línea 10A.

Conocida también como el Versalles vienés y aunque sus jardines son grandes personalmente no tienen ni punto de comparación.

⏰ El horario varía un poco en función del mes, la apertura es fija a las 6.30 pero el cierre puede oscilar. Puedes consular el horario oficial aquí.

🎟️ La entrada está incluida en el Viena Pass, sino la entrada tiene diferentes precios según el acceso:

  • Grand Tour: 20 €
  • Imperial Tour: 16 €
  • Laberinto: 6 €
  • Glorieta: 4,50 €

Pasear por sus jardines es gratuito así que no tienes excusa que valga para visitar uno de los imprescindibles de Viena.

 

Palacio Belvedere

El Palacio Belvedere es otro de los palacios imprescindibles de Viena. Este palacio barroco de divide en dos edificios, el Alto Belvedere y el Bajo Belvedere y fue residencia de verano del Príncipe Eugenio de Saboya. Entre ambos edificios, encontramos unos preciosos jardines a tres niveles. Paseando por ellos encontraras diversas esculturas de ninfas, ángeles y esfinges.

Hoy su interior se ha reconvertido en un museo de arte cuya obra más destacable es El Beso de Gustav Klimt. Aunque el museo no te interesa la visita a sus jardines son imprescindible.

⏰ Puedes visitar este palacio todos los días de 10 a 18h

🎟️ El acceso a los jardines es gratuito

 

Palacio Hofburg

El Palacio Hofburg es el palacio más importante que ver en Viena ya que fue la residencia habitual de los Habsburgo durante más de 600 años. Es el palacio más grande y se encuentra en pleno centro de la ciudad. Hoy es el presidente de Austria quien residen en él.

No obstante, entre las 2600 habitaciones que tiene el palacio hay partes que se pueden visitar y uno de los puntos que atrae más interés es el museo de Sisi, la Cámara de Plata, la Escuela de Equitación Española y los Salones Imperiales. Para acceder a cada uno de ellos es necesario adquirir una entrada individual.

Aunque no quieras entrar en su interior mercerizó la pena pasear por sus patios

⏰ Puedes acceder al palacio todos los días de 9 a 17:30h.

 

Dónde comer y cenar en Viena

Si estas o vas a ir a Viena y quieres comer como un local lo primero que tienes que probar es el Wiener Shnitzel (muy similar al que probamos en Múnich). Un plato tradicional que básicamente es un filete de carne empanada muy grande que suele servirse con ensalada de patata o patata fritas.

En cuanto a postres, la tarta Sacher es un emblema nacional. Pero ¿qué lleva la tarta Sacher? Pues bien es una tarta de chocolate con mermelada de albaricoque. Para gustos los colores, pero yo me quedo con un buen helado.

En nuestro viaje a Viena he de reconocer que comimos varias veces en puestos callejeros e incluso un día hicimos un picnic los jardines del palacio Schönbrunn.

Para comer rápido, bueno, bonito y barato hubo varios días que elegimos el mercado Naschmarkt. Además de ser uno de los sitios que tienes que, si o si tienes que ver en Viena, es perfecto para picotear algo. Piérdete por sus calles y elige el puesto que más te guste hay un montón.

Para probar el Shnitzel y la comida local optamos por un restaurante que encontramos por internet y tenía muy buenas valoraciones. Gasthaus Kopp es un restaurante tradicional y en el que cenamos de maravilla.

Antes os comentaba que antes que comer una tarta Sacher prefería un buen helado y en concreto, en Viena mis favoritos fueron los de Eissalon am Schwedenplatz.

Mapa de que ver en Viena

 

Un comentario en “Qué ver en Viena

  1. Viena Imperial, tiene su nombre y titulo bien merecido porque es una de las joyas de Europa. Preciosa ciudad para visitar y deleitarse.
    Muchas gracias por compartir toda esta información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.